Trabajamos para subsanar el desequilibrio financiero con que iniciamos nuestra gestión | I. Municipalidad de Calama
PLAN
REGULADOR
CUENTA
PÚBLICA
SALUDO
ALCALDE

Trabajamos para subsanar el desequilibrio financiero con que iniciamos nuestra gestión

PRESUPUESTO MUNICIPAL:

El 2016, al asumir la alcaldía, solicitamos a la Contraloría una auditoría que tuvo por objeto verificar el proceso de formulación, ejecución y control presupuestario del municipio, en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del mismo año. Las conclusiones de dicha auditoría, se notificaron en alcaldía, con fecha 31 de octubre de 2017, mediante el Informe Final 607-2017.

En ese informe, la Contraloría Regional, respecto del último año de ejecución presupuestaria del ex alcalde, verificó lo siguiente; la Municipalidad de Calama, no formuló el proyecto de presupuesto municipal en base a elementos objetivos, tales como indicadores históricos o proyecciones estadísticas que sustenten la estimación efectuada, especialmente de las partidas de ingresos. Dicha situación queda de manifiesto en los porcentajes de ingresos efectivamente percibidos, menores a los preconcebidos, determinándose sobreestimaciones que tienen una incidencia directa en la ejecución presupuestaria de esa entidad edilicia, al proyectar gastos que carecen de una fuente de financiamiento, lo que originó la situación deficitaria para el año 2017 de $ 3.191.962.423.

La Contraloría comprobó, además, que nuestro organismo comunal -en el momento que asume esta administración- “presentó al 31 de diciembre de 2016, un saldo en la cuenta contable 115.12.10, Ingresos por Percibir, equivalente a $13.461.307.031, sin ejecutar análisis de cuentas y mantener controles sobre las partidas que componen dicho saldo, para verificar si estas representan derechos que se encuentran vigentes o prescritos. Ello provoca distorsiones en las estimaciones de los ingresos presupuestarios, y por ende, de las obligaciones que ese organismo comunal puede cubrir dentro del ejercicio presupuestario”.

Se determinó, por el Órgano Contralor que este municipio, “mantenía al 31 de diciembre de 2016, un saldo de $3.291.968.604, en la cuenta contable 121.06, Deudores por Rendición de Cuentas, lo que denota la falta de gestiones del órgano comunal para que los recursos transferidos sean rendidos oportunamente por sus receptores y se contabilicen los gastos aprobados, afectándose la exposición de la información en los estados financieros”.

Se constató una diferencia equivalente a $1.162.102.511, entre el saldo de la cuenta contable de activo código 111.03, Banco del Sistema Financiero, presentado en el Balance de Comprobación y de Saldos al 31 de diciembre de 2016, y la sumatoria de los saldos contables consignados en las conciliaciones bancarias de cada una de las cuentas corrientes operativas del municipio, sin que este haya adoptado medidas en relación con esta materia”.

También figura en el informe de Controlaría lo siguiente; “de la revisión practicada al movimiento y composición de la cuenta corriente denominada “Fondos Ordinarios”, se advirtió para la partida de “Inversión”, que corresponde a los aportes recibidos provenientes de patentes mineras y casino de juegos, cuyo uso se encuentra reservado para fines específicos, que esta presentaba una diferencia faltante equivalente a $1.193.284.933, al 31 de diciembre de 2016”. Y agrega la Contraloría, “a mayor abundamiento, del análisis practicado en base a los reportes proporcionados por la Tesorería Municipal, fue posible advertir meses en los cuales dicha partida presentaba diferencias deficitarias, lo que da cuenta del uso de esos fondos en objetivos que no fue posible comprobar, por falta de antecedentes. Atendido lo expuesto, esta Contraloría Regional ha estimado pertinente ordenar el inicio de una investigación especial sobre la materia, que incluya un examen de cuentas sobre los recursos de inversión, a fin de esclarecer el destino de los mismos”.

Finalmente, el órgano contralor dispone que, “iniciará un procedimiento disciplinario en ese organismo comunal, con la finalidad de investigar eventuales responsabilidades administrativas del o los funcionarios involucrados en la falta de prolijidad verificada en la ejecución de los procesos de formulación y posterior control del presupuesto municipal; la falta de análisis y control sobre la cuenta contable de Ingresos por Percibir, además de la omisión de cobro de los derechos contabilizados en ese rubro; la falta de registro o devengamiento de obligaciones generadas en el ejercicio presupuestario 2016 y la diferencia advertida en los saldos utilizados en la elaboración de las conciliaciones bancarias”.

En definitiva, para zanjar la controversia entre el déficit financiero y presupuestario, citando textualmente lo señalado, en el Nº 1.2página 15, del Informe Final 607, en cuanto al Equilibrio Financiero, destacamos: “se ha verificado una distorsión en cuanto a los ingresos devengados y los efectivamente percibidos, lo que provoca un desequilibrio en la situación financiera de este organismo edilicio en términos de ejecución del presupuesto del año en análisis, advirtiéndose que los ingresos efectivamente percibidos por la institución fueron menores a los gastos devengados”“Lo anterior, da cuenta de una vulneración al Principio de Sanidad y Equilibrio Financiero, consagrado tanto en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades como en el Decreto Ley Nº 1.263, el que debe aplicarse en todos los procesos que conforman el sistema de administración financiera municipal presupuestario, contable y de administración de fondos”.

En el contexto del seguimiento al Informe Final 607, la Contraloría Regional de Antofagasta, durante el pasado mes de junio, inició la investigación especial, sobre los recursos de inversión faltantes. Además, el 05 de julio de 2018, comunicó el inicio del sumario y la designación del fiscal, a cargo de determinar las responsabilidades administrativas derivadas de las irregularidades del presupuesto 2016.

Cabe recalcar que, en su Informe Final 607, la Contraloría, requirió que la municipalidad iniciara un análisis de los registros contables, de los ingresos que se debieron percibir, correspondientes al período 2012-2016, identificando la naturaleza y origen de los mismos y clasificándolos por período. Igualmente, debimos disponer las acciones para agilizar la regularización de los registros que conforman partidas de antigua data de Deudores por Rendición de Cuentas y para esclarecer las diferencias encontradas en las conciliaciones bancarias. Asimismo, debimos instruir gestiones para la recuperación de los derechos pendientes de cobro y para la aplicación del procedimiento de castigo de los créditos incobrables, principalmente, cobros por derechos de aseo que no se hicieron en su debido tiempo.

Conjuntamente, hemos trabajado en subsanar: las deficiencias de control interno; la ausencia de conciliaciones bancarias; la falta de análisis de estados financieros; las insuficiencias en la inspección de empresas contratistas; las informalidades en la entrega de subvenciones; y en las carencias de procedimientos internos.

Por tanto, desde que asumimos esta administración comunal, hemos ordenado la casa consistorial, procurando eficiencia y eficacia en el cumplimiento, registro y revisión de nuestras actividades propias, con responsabilidad, transparencia y probidad.

Así, La denuncia presentada a Contraloría, por 5 concejales, con motivo de supuestas irregularidades en el presupuesto 2017 y sus modificaciones, fue totalmente desestimada por el Organismo Contralor.

En su Oficio Nº 1.151, de 10 de abril de 2018, se pronuncia en el siguiente tenor: “Revisado el estado analítico de la situación presupuestaria consolidada, entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2017, se constató que los ingresos percibidos fueron mayores que los gastos devengados por M$2.290.285, no evidenciándose déficit presupuestario… Y que, en virtud del Principio de la Legalidad del Gasto, todo egreso debe estar financiado y contar con los caudales respectivos en la asignación a la que se imputa, lo que fue posible identificar en el presupuesto de esta entidad comunal… Precisándose que, el organismo contralor no advierte que se hayan sobre ejecutado partidas presupuestarias”.

En este oficio, de reciente data, de abril de este año, referido al presupuesto 2017, ejecutado por nuestra administración, la Contraloría, es categórica al concluir que no se advierte ninguna irregularidad. Muy por el contrario, advierte un superávit, es decir, ingresos mayores a los gastos, lo que nos ha permitido disminuir la deuda de arrastre, proyectando nuestras finanzas municipales de manera responsable, real y objetiva.

A mayor abundamiento, el mismo Oficio de Contraloría, expresa directamente a los recurrentes, es decir, a los 5 concejales denunciantes, lo siguiente: “el artículo 81 de la Ley Nº 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades, señala que, el concejo que no introdujere las rectificaciones pertinentes o el alcalde que no propusiere las modificaciones correspondientes o los concejales que las rechacen, serán solidariamente responsables de la parte deficitaria que arroje la ejecución presupuestaria anual al 31 de diciembre del año respectivo.

De la normativa citada, se advierte que el presupuesto, por su propia naturaleza, carece de la rigidez que al parecer le atribuyen los recurrentes, toda vez que, al tratarse de una estimación de ingresos y gastos, más bien, constituye un instrumento de planificación que contiene límites máximos, dentro de los cuales pueden existir variaciones durante el año respectivo”.

ARCHIVOS