Publicado el 16 de abr, 2021

ALCALDE EN REUNIÓN CON LAS COMUNIDADES EDUCATIVAS Y GREMIOS DE LA EDUCACIÓN ACORDARON NO VOLVER A CLASES PRESENCIALES DURANTE EL PRIMER SEMESTRE

Resguardar a las comunidades educativas y en especial a los más pequeños para disminuir el riesgo de contagio del Síndrome Inflamatorio Multisistémico (PIMS) que últimamente ha afectado a los niños, es que el presidente del Directorio de Comdes, Daniel Agusto anunció que las clases presenciales de los establecimientos municipales se mantendrán suspendidas por todo el primer semestre, debido a las condiciones sanitarias y a la situación de cuarentena en la que nos encontramos.

Decisión que fue consensuada con los sindicatos de profesores y asistentes de la Educación, además del Colegio de Profesores de la Provincia, el Centro General de Padres Comunal, y otros gremios de la Corporación Municipal de Desarrollo Social, donde se acordó no tener un retorno presencial y volver a evaluar las condiciones de la comuna en el mes de junio para la segunda mitad del año escolar.

En este sentido, el alcalde de Calama, manifestó que “queremos proteger, cuidar y resguardar a nuestros niños y también a nuestras comunidades educativas, por lo que en conjunto con los gremios y todos los actores necesarios, hemos decidido no volver a clases presenciales durante este primer semestre, luego del análisis realizado con la comisión de Educación de Comdes y también con los padres y apoderados, que desde el año pasado y este año nos han solicitado no retornar. Sabemos que estamos en un escenario sanitario complejo, por lo que estamos convencidos que durante este primer semestre no contaremos con las condiciones para que nuestros niños vuelvan a las aulas”.

Es por ello que, también dentro de la reunión se acordó que los alumnos se mantendrán con la modalidad remota, para así continuar con los contenidos pedagógicos que desde el año pasado han tenido una nueva modalidad que ha impuesto desafíos a la educación a nivel mundial.

“Si bien, hemos llevado adelante el desafío de vacunación contra el COVID-19, sabemos que aún nos queda mucho camino por recorrer y esta situación de pandemia no está controlada. Quiero ser coherente y consecuente con mis decisiones anteriores, pues fui uno de los primeros en suspender las clases presenciales el 2020 y sigo con esa misma convicción. Nuestros niños y comunidades educativas no pueden ser expuestos, pese a los lineamientos del Ministerio de Educación. El compromiso con los apoderados fue no retomar las clases presenciales hasta que no estemos en una fase segura y con la situación controlada, hasta ahora ese no ha sido el escenario”, afirmó el alcalde.

En tanto, la conectividad de los alumnos del sistema municipal durante estos meses de clases online ha sido de un 95%, sin embargo, el presidente del directorio de Comdes, comprometió esfuerzos para llegar a un 100 por ciento.

“Sabemos que nos falta un porcentaje y queremos lograr el cien por ciento. Son esfuerzos que se tendrán que hacer previo a un catastro por parte de nuestra Corporación, pero la educación de nuestros niños de Calama es una prioridad, sobre todo, en estos tiempos donde nos vemos obligados a utilizar las tecnologías de la información para nuestras rutinas diarias”, agregó el alcalde de Calama.

Por último, la semana pasada el alcalde hizo entrega de 250 computadores para docentes de los diferentes establecimientos educacionales municipales y durante este año también se seguirán entregando estas herramientas tecnológicas a los docentes que así lo requieran a través de sus equipos directivos.

Cabe destacar que la Corporación ha implementado planes de retorno seguro en cada una de las unidades educativas en los niveles pre-básicos, básicos y media, que han sido un requisito del Ministerio de Educación para el inicio de las clases presenciales en el segundo semestre 2021. Esto se suma a los cientos de tablets, notebook y chip de Internet que se han entregado a los alumnos de establecimientos municipales de Calama y también en Alto El Loa.

En tanto, los padres y apoderados serán quienes tengan la última palabra ya que, ante un retorno a clases presenciales serán quienes decidan.